Viaje a oscuras en el tren de los combatientes ucranianos

El andén está abarrotado, aunque con un perfil de pasajeros muy diferente al de los andenes contiguos, desde donde están salen los trenes hacia el oeste y Polonia. En lugar de mujeres y niños, entre el gentío que aguardaba a primera hora de la tarde en la estación de Lviv el expreso nocturno que cubre la ruta conexión con Dnipro, ya en la Ucrania rusófona, a 1.100 kilómetros al este, predominan los hombres, muchos de ellos jóvenes, aunque también era posible identificar a algunas mujeres pero también a cuarentones en buena forma física. Con sacos y mochilas como único equipaje, vestidos con pantalones de camuflaje o tejanos ajustados y calzados con botas militares, son los voluntarios que realizan el trayecto inverso a la marea humana que estos días intenta salir de Ucrania, dirigiéndose hacia los frentes de guerra donde las fuerzas ucranianas intentan frenar el avance de los atacantes.Seguir leyendo....

Seguir leyendo