Putin visitó Barcelona en 1992 y comió solomillo con alcachofas

El presidente ruso Vladímir Putin visitó Barcelona en febrero de 1992 en un viaje institucional de la ciudad de San Petersburgo y se llevó dos recuerdos: el gusto de haber probado un solomillo y la generosidad de la delegación de Barcelona, que regaló unos zapatos nuevos al quién entonces era alcalde de la ciudad rusa, Anatoly Sobchak, quien se presentó a la cita con unos que tenían las suelas agujereadas. Seguir leyendo....

Seguir leyendo