Portugal vota en el peor momento de la pandemia

Cerca de 11 millones de personas están llamadas este domingo a las urnas en Portugal a pesar de la preocupante situación epidemiológica que atraviesa el país. Unas elecciones presidenciales en las que el actual jefe de Estado, el conservador Marcelo Rebelo de Sousa, tiene todas las papeletas para ganar cómodamente en primera vuelta y que podrían significar el asentamiento de la extrema derecha en el país, hasta ahora prácticamente irrelevante. La previsible baja participación, sin embargo, podría alterar los resultados y echar por tierra todos los pronósticos.Seguir leyendo....

Seguir leyendo