Por una Navidad en 'streaming'

La estación de Atocha de Madrid tuvo su repunte de viajeros esta semana, ávidos de abandonar la capital unos días hacia a costa, sobre todo Andalucía, aprovechando el puente. La noche del jueves, la serpiente de luces de coches en la salida de Barcelona por la Gran Via parecía un espejismo de toque de queda. Muchos conductores son a buen seguro reincidentes, cada jueves repiten la liturgia para esquivar las restricciones de movilidad que arrancan los viernes. Esta semana, con varios festivos por delante, aumentó el fenómeno. Seguir leyendo....

Seguir leyendo