Los cruceros piden volver a operar y alertan de que Barcelona pierda el liderazgo europeo

Hace casi nueve meses que el muelle Adossat de Barcelona, primer puerto de Europa y cuarto del mundo en este tipo de viajes, no acoge un crucero cargado de turistas. El sector reclama ahora volver a operar y advierte del "riesgo real" de que otros puertos europeos "tomen la delantera" en Barcelona. "Hay muchos destinos que ambicionan la posición competitiva de puertos como el de Barcelona, el primer puerto de Europa. Ha costado mucho trabajo situarlo en este lugar y siempre ha estado en una dura pugna con otras como Génova o Roma", explica el director de la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA) España, Alfredo Serrano.Seguir leyendo....

Seguir leyendo