La Roma de Bernini en 360º

Siempre apetece recorrer Roma, inacabable, caótica, bella. Y hoy lo hacemos mirando algunas de sus obras de arte más destacadas, en concreto las elaboradas por uno de los mejores creadores de todos los tiempos, Bernini. Un paseo por la Roma de Bernini en 360 grados, con algunas de las más hermosas obras de arte de la historia. Gian Lorenzo Bernini (1598-1680) es considerado uno de los mejores artistas de todos los tiempos, fue arquitecto, escenógrafo, pintor y el más destacado escultor de su generación, creador del estilo escultórico barroco. Desarrolló su labor principalmente en Roma, por donde vamos a seguir sus huellas. En el vídeo que podemos ver más abajo admiramos sus obras maestras romanas: la Columnata de la Basílica de San Pedro, la fuente de los Cuatro Ríos, el Palacio Montecitorio, el Palacio Barberini, la Fuente del Tritón, la Capella Fonseca, el Éxtasis de Santa Teresa... Veamos algunos de estos hitos: La Plaza de San Pedro, considerada una de las plazas más bellas del mundo, fue enteramente proyectada por Gian Lorenzo Bernini entre 1656 y 1667. Se considera esta obra la explosión del gran teatro barroco de la época como sistematización del poder de la iglesia católica. Son características las columnatas, espacio que se aprecia como cerrado y abierto al mismo tiempo, rematadas en una balaustrada sobre la que se asientan las figuras de 140 santos. Los dos pasajes de columnas (284 de 16 metros cada una) se abren a cada lado de la plaza como símbolo del abrazo de acogida de la Iglesia al visitante. El Palazzo Montecitorio es un edificio histórico de Roma situado entre la Piazza del Parlamento y la Piazza di Monte Citorio, que alberga la sede de la Cámara de Diputados de la República Italiana. Inocencio X encargó a Bernini la construcción de una residencia para la familia noble Ludovisi. El artista diseñó un edificio que se adapta a la estructura urbanística preexistente, por lo que la fachada sigue el recorrido curvo de la calle y elementos de piedra casi sin labrar, de los que emergen hojas y ramas rotas, que simulan un edificio construido en la roca viva. En Diario del Viajero Roma, belleza eterna. Vídeos inspiradores La fuente del Tritón está ubicada en el centro de la Plaza Barberini, cerca de la entrada al Palacio. La Fontana del Tritone, hecha de mármol travertino, es la primera de las fuentes de Bernini. Representa al dios marino Tritón lanzando un chorro de agua a través de una caracola, sentado sobre una enorme concha sostenida por cuatro delfines (símbolo de la bondad y la vocación social del papado). En esta plaza también encontramos otra fuente de Bernini, esta mucho más pequeña y sencilla: la Fontana delli Api (de las abejas). Recordemos que los soles y las abejas eran símbolos de la familia Barberini a la que pertenecía el papa Urbano VIII, quien encargó buena parte de sus obras a Bernini. El palacio Barberini es uno de los más imponentes y significativos del período barroco, en este caso es una obra con varios autores entre ellos Borromini y Bernini, a quien se debe la fachada del pórtico coronado por una doble galería cerrada, o la escalinata. El edificio es la sede de la Galería que comprende una colección de pintura de los siglos XIII a XVIII. La Fuente de los Cuatro Ríos en Piazza Navona (Fontana dei quattro fiumi), fue diseñada y realizada por el escultor y arquitecto por encargo del papa Inocencio X, en plena época barroca, durante los años más fecundos de este artista. La Fuente sirve de soporte de la copia romana de un obelisco egipcio, proveniente del Circo de Majencio. El nombre proviene de las cuatro colosales figuras que personifican los grandes ríos de los cuatro continentes: el Nilo, el Río de la Plata, el Danubio y el Ganges. El Éxtasis de Santa Teresa también conocido como la Transverberación de Santa Teresa es un reconocido grupo escultórico en mármol obra del escultor. Se encuentra en la Iglesia de Santa María de la Victoria (Santa Maria della Vittoria), en la famosa Capilla Cornaro, un espectacular y teatral espacio, una obra de arte total, síntesis de Bernini. El Éxtasis retrata la imagen de Santa Teresa de Ávila durante el don místico de la transverberación que describe en su "Libro de la Vida". Fuente de la Barcaza. Terminamos en la Plaza de España con la Fontana della Barcaccia, al pie de las escalinatas de la Trinità dei Monti. La obra fue encargada por el papa Urbano VIII a Bernini, que fue ayudado en la construcción por su hijo Gian Lorenzo. Representa una barcaza a medio hundir con diseño inspirado, según cuenta la tradición, en la llegada a la plaza de una barca durante la crecida del río Tíber, en la Navidad de 1598. Queda claro que para contemplar el talento de Bernini hay que ir a Roma. Otros muchos cuadros y esculturas nos esperan en sus iglesias, palacios y museos. Os dejamos ya con algunas de las obras de arte de Bernini en Roma, un recorrido muy especial en 360º por la ciudad eterna. Finalmente, os dejamos este otro vídeo con más obras de Bernini, con una que me gusta especialmente, "Apolo y Dafne", una escultura expuesta en la Galería Borghese que recrea magistralmente el mito de la transformación de Dafne en laurel. Y lo hace en el momento justo en que ella está metamorfoseándose, convirtiendo sus piernas en tronco y sus brazos y cabellos en ramas y hojas de laurel. En Diario del Viajero San Valentín: cinco planes románticos en la ciudad Eterna Fotos | XavierAP, Alan L y hiwhataboutyou? en Flickr-CC Vídeos | Youtube y Youtube - La noticia La Roma de Bernini en 360º fue publicada originalmente en Diario del Viajero por Eva Paris .

Seguir leyendo