El Camino de Santiago echa a andar a partir del 1 de julio

Cualquiera que haya peregrinado a Santiago de Compostela con anterioridad se dará cuenta que no es nada parecido a lo que será esta "nueva normalidad". Cuando se paralizó el mundo también los caminantes se tuvieron que echar a un lado y volver a sus lugares de origen, pero todo va mejor, y el Camino de Santiago echa a andar a partir del 1 de julio. Con muchos cambios evidentes. De camino hacia lo que será el Año Jacobeo 2021, estaríamos ahora en época álgida de peregrinaciones hacia Santiago de Compostela: no hace demasiada calor y no estarían tampoco los caminos muy masificados... Vacíos están, así que ahora toca reabrirlo todo y echarse a andar, con las limitaciones que marca la desescalada. Las gentes que se echan al Camino lo hacen movidas por la fe o por la ilusión de marcarse una meta personal y conocer gente. Quien lo ha hecho como marcan los cánones, andando o en bicicleta o a caballo y durmiendo en los albergues, se ha llevado amistades forjadas a fuego. Las relaciones en tiempos de Covid-19 son difíciles, así que será diferente, pero llega el momento de abrir las puertas. Los albergues públicos de la Xunta de Galicia, la Catedral de Santiago y la Oficina del Peregrino se coordinarán para reabrir el próximo 1 de julio, lo que implica que esa imagen del peregrino cansado llegando con la mochila a la espalda por las calles empedradas ya está ahí al lado. Por supuesto, las autoridades son conscientes de que con la Fase 3 se permite la movilidad por las cuatro provincias gallegas, pero no entre Comunidades Autónomas, así que aún hay tiempo para que peregrinos, ayuntamientos y profesionales implicados vayan retomando poco a poco la actividad. ¿Cómo serán ahora los albergues? La primera y evidente medida será la reducción de aforo en los mismos. Y el fin de la camaradería en los albergues ha llegado, ya que se intentará que haya la menor interacción posible y más distancia: En algunos alojamientos se tomará la temperatura al llegar. Se limitará el uso de cocinas y espacios comunes: para grupos y siempre con desinfección después del uso. El menaje y mantelería y las sábanas serán deshechables. Gel hidroalcohólico por todas partes y mascarillas por si el peregrino no la trae. Al llegar habrá alfombras para desinfectar el calzado, que luego deberán meter en una bolsa plástica, al igual que las mochilas. Separación de 2 metros entre literas y no se podrá utilizar la de arriba. Para los trabajadores de los albergues se habilitarán cursos en línea de formación en materia de seguridad higiénico sanitaria con una oferta inicial de 500 plazas. Recibirán ayudas también para adaptar sus negocios y tienen a su disposición un servicio de asesoramiento a través del teléfono gratuito 900 815 334 y el correo electrónico galiciadestinoseguro@xunta.gal. Imágenes | Miguel Ángel Pérez, javier alamo, Rafał Chudoba en Pixabay - La noticia El Camino de Santiago echa a andar a partir del 1 de julio fue publicada originalmente en Diario del Viajero por Viola de Lesseps .

Seguir leyendo