Birmania, un largo viaje para volver al inicio

Aung San Suu Kyi vuelve a mirar a Birmania detrás de los 'barrotes' de su mansión colonial en el coqueto lago Ilye de Rangún en la que ya había pasado 15 años de arresto domiciliario. La exmandataria fue condenada esta semana a dos años de cárcel por incitar disturbios e incumplir las medidas aplicadas para contener la pandemia y, de momento, no ha sido trasladada a ningún centro penitenciario, por lo que podría volver al arresto domiciliario. Mucho y poco ha cambiado el país lampedusiano desde su liberación en 2010 hasta que fuera encerrada de nuevo en febrero: El ascenso al poder de 'la Dama', como se le ha apodado; la pérdida de su aura por las tropelías a los rohingyas y su rehabilitación global con su detención; el gobierno militar que da paso a una débil democracia y la finiquita con su tercera asonada en 60 años.Seguir leyendo....

Seguir leyendo