Así es el esperado Parador da Costa da Morte, una ventana al mar más salvaje

Hace apenas unos días os contábamos que reabría la Red de Paradores con todas sus medidas de seguridad y más ilusión que nunca. A los ya existentes se une por fín el esperado Parado da Costa da Morte, una ventana al mar más salvaje. Arranca su aventura con una altísima ocupación. Camuflado en su entorno el nuevo parador (el número 98) fue la gran promesa hecha a Costa da Morte y Muxía en particular para revitalizar unas costas castigadas por la catástrofe del Prestige. Llega con un poco de retraso, pero en todo su esplendor. Vamos a conocerlo un poco mejor y a ver si os abrimos las ganas de visitar Galicia. En Diario del Viajero 'O camiño dos faros': senderismo por Costa da Morte que te dejará sin palabras Camuflado entre el paisaje El Parador de Costa da Morte se ubica en una parcela de 128.000 metros cuadrados sobre la Playa de Lourido, en Muxía, a escasa distancia del Cabo Fisterra, “El Fin del Mundo” y el final de la prolongación natural del Camino de Santiago. La arquitectura del nuevo parador se concibió para el disfrute del entorno desde todos sus espacios. El autor del proyecto original, el arquitecto gallego Alfonso Penela, ideó un edifico construido en terrazas sobre la ladera con un foco muy especial en el cuidado del medioambiente y el respeto hacia el entorno. Cuando el visitante se aproxima al parador hay momentos en el que la construcción deja de verse porque las cubiertas vegetales lo confunden con el paisaje. Su forma escalonada se adapta al desnivel del terreno, integrándole en la orografía. Para salvar la pendiente del terreno se han instalado dos novedosos ascensores panorámicos que se mueven en sentido diagonal. En Diario del Viajero Ézaro, una espectacular cascada sobre el Atlántico Hay 15.000m2 de superficie habitable dentro del edificio. A lo que se le suman tres hectáreas de terreno que llega hasta el mar. No en vano, desde cada habitación se sale a distintos caminos que terminan en la playa. La arquitectura está integrada en el entorno: todas las cubiertas son vegetales, excepto la superior, donde se mezclan el cristal, el zinc y las maderas de bambú, haya y roble. Es un parador con arquitectura del siglo XXI donde se dan cita las leyendas de la zona, la historia del Camino de Santiago, la esencia de Galicia, de la Costa da Morte y del Atlántico. La decoración como prolongación del paisaje gallego Su interior da cobijo a 63 habitaciones distribuidas en diferentes plantas, todas con impresionantes vistas al océano: 54 dobles estándar, cuatro adaptadas a clientes con necesidades especiales y cinco suites. La empresa gallega SUTEGA se ha encargado de llenar de vida las estancias del parador con una cuidada decoración. Lo denominaron proyecto “Natura” y buscaron respirar el entorno, sentir la naturaleza, el aroma del mar y vivir su historia. Se han plasmado los diferentes conceptos, naturales y culturales de la geografía cercana, en especial de Muxía. Estudiar la zona e integrarse en ella, darle alma a un lugar que se espera mágico. La decoración de cada estancia se inspira en las formas orgánicas, las piedras y la vegetación. Diseños atemporales y sencillos, a la vez de acogedores que transmiten bienestar y tranquilidad. Se buscó integrar pasado y presente, mezclar turismo de calidad y el disfrute de la naturaleza salvaje de A Costa da Morte. Hospedarse allí es aprender de la historia del lugar, de sus leyendas y mitos. Mención especial merece el spa que mira al Atlántico. Cuenta con baño turco, sauna, jacuzzi, pilas de agua caliente/fría y solárium, así como una piscina infinity pool con muro final de cristal con vistas a la playa de Lourido. En Diario del Viajero Los Paradores reabren el 25 de junio con ofertas especiales A Costa da Morte presente en cada rincón Cada habitación ha sido bautizada con el nombre de un paraje de la zona cuya ubicación y leyenda se recogen en una carta náutica. También las plantas que distribuyen las estancias del nuevo parador poseen su propia personalidad con los nombres de las cuatro rías de A Costa da Morte: Ría de Corcubión, Ría de Lires, Ría de Camariñas y Ría de Corme y Laxe. El nuevo parador alberga una interesante colección de arte gallego con guiños a la rica artesanía de la comarca y a la fotografía, tanto histórica como actual. Algunas de las instantáneas plasman el paisaje de la migración y el sentimiento que conlleva, ya que muchos gallegos se vieron obligados a buscar lejos un futuro más prometedor. Otras llevan la firma de consolidados fotógrafos gallegos del siglo pasado. No falta fotografía más contemporánea, en la que destacamos esa maravilla de Xurxo Lobato del hundimiento del Prestige. En la biblioteca se pueden encontrar literatura gallega donde no faltan escritores del bautizado como Batallón Literario da Costa da Morte. Los bordados de Camariñas o la cerámica de Buño tienen su reflejo -en sus versiones más contemporánea- en la cuidada decoración del edificio. El Parador más sostenible El Parador Costa da Morte se ha concebido para abanderar la estrategia de buenas prácticas ambientales de Paradores. Toda la electricidad que consume es de origen 100% renovable y sus habitaciones están libres de plásticos de un solo uso. Tanto en la cafetería como el restaurante no se usan vasos, botellas, cubiertos o pajitas de plástico. También contará con energía solar para templar su piscina exterior y una compostadora que permitirá reutilizar como abono los desperdicios orgánicos del área de restauración. También se une el cultivo de una huerta en la finca del parador, con frutales autóctonos. Además, colaborará en la señalización del Camiño dos Faros que atraviesa el propio establecimiento, mediante paneles con pictogramas adaptados a personas con diversidad funcional. En Diario del Viajero Siete alojamientos rurales con encanto en el corazón de Galicia Buena mesa con producto de proximidad En Galicia toca unir gastronomía local y recetas tradicionales con los mejores productos de la tierra. Si sumamos las vistas al océano desde los inmensos ventanales de la cafetería y del restaurante la receta es perfecta. Pescados, mariscos, verduras… todo de kilómetro cero que proviene de explotaciones y granjas locales para que el visitante deguste lo mejor de la zona. También somos tierra de vinos y para ello se ha puesto una especial atención en la selección de los mejores caldos. En su carta está la variedad y calidad de las cinco denominaciones de origen gallegas: Rías Baixas, Ribeiro, Vadeorras, Ribeira Sacra y Monterrei. Vía e Imágenes | Paradores - La noticia Así es el esperado Parador da Costa da Morte, una ventana al mar más salvaje fue publicada originalmente en Diario del Viajero por Viola de Lesseps .

Seguir leyendo