Alerta máxima en China ante un rebrote del coronavirus en Pekín

Una tabla de cortar pescado ha dejado sin guardería y colegios a la chavalería pequinesa. Así de frágil es la normalidad post-coronavirus incluso en los países más aplicados. La capital ha cerrado su racha de casi dos meses sin contagios locales con un brote inquietante en su principal mercado de abastos que ha forzado a las autoridades a retroceder en la desescalada. El jueves fue diagnosticada una mujer que ni había llegado del extranjero ni había estado en contacto con viajeros. La lista se había ampliado este mediodía a siete, todos relacionados con el mercado de Xinfadi. La inmediata y masiva campaña de testeo ha arrojado por ahora 45 infectados tras 517 pruebas de ácido nucleico.Seguir leyendo....

Seguir leyendo